¡El niño ha vomitado en el coche!

DSC_1671

¡El niño ha vomitado en el coche!… O en el colchón de su cama. ¿A quién no le ha pasado esto? Abrimos ventanas, metemos las fundas, la ropa o pijama del pequeño y las ropas de cama en la lavadora… Y toca enfrentarse a la tapicería de los asientos o al colchón. ¿Cómo saco ese horroroso olor? ¿Y esas manchas?

Cuando me encontré con esta situación por primera vez parecía imposible ganar al batalla al hedor. Intenté muchas cosas hasta que llegué a la solución definitiva: un limpiador de tapicerías a base de espuma.

Eché una buena cantidad en el colchón damnificado… Lo cierto es que me pasé con la cantidad y luego me costó un mundo deshacerme de la espuma. Una vez extendida, la dejé secar y solo quedó pasar el aspirado y ¡listo! Fuera olor y fuera mancha.

Me pasó lo mismo en el coche por un mareo infantil inoportuno. Eché mano del mismo truco y también funcionó. Aunque me costó más porque los asientos del coche tienen unos vericuetos y arrugas que no tenía el colchón.

¿Conocéis más trucos que salven esta situación?

Anuncios
Categorías: Consejos | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: