Con cuentos la comida entra mejor

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay días en los que nuestros peques se cierran en banda a probar el plato que le ponemos delante y nada de lo que hagamos puede hacer que abran la boca más que para decir un rotundo no. Cuando ocurre eso, pongo en práctica un consejo que leí en el blog de Y papá también hace mucho tiempo.

Consiste en contar al niño un cuento fantástico sobre el origen de la comida que le hemos servido. Si la historia incluye a papá, mamá o a alguien conocido por el peque, mejor que mejor.

Desde que utilizo ese truco no hay día que el niño mayor no me pregunte de dónde viene lo que se está comiendo. Las judías verdes son cultivos de las sirenas, El puré de espinacas es una pócima de bruja, la coliflor con bechamel y beicon es la comida preferida de los piratas, para conseguir lechuga papá tiene que enfrentarse con los Yetis en las montañas más altas del mundo, etc, etc…

Aunque al final no acabe su plato, siempre consigo que lo pruebe al menos.

Anuncios
Categorías: Consejos | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: