Lo que de verdad importa

DSCF0422

Flavia Silva Allende es coordinadora de Voluntariado de la fundación Lo que de verdad importa, una organización sin ánimo de lucro cuyas acciones persiguen revalorizar valores universales como la superación, la responsabilidad social, la solidaridad, el respeto o la generosidad. Sus voluntarios pensaron en Micrópolix para hacer una poco más felices a un grupo de niños desfavorecidos. Queremos dar las gracias a la fundación por pensar en nosotros y permitirnos ser parte de un maravilloso día para este colectivo que, por un momento, pudo ser lo que quiso ser.

¿Cómo surgió la idea y cómo se hizo realidad?

La Fundación lleva ocho años operando en el campo de la difusión de valores pero siempre habíamos querido incluir actividades de Voluntariado propias. Empezamos haciendo un viaje de cooperación internacional en verano hace dos años. El resultado fue tan enriquecedor que no dudamos en continuar por este camino.

En la actualidad proponemos cada mes diferentes acciones de voluntariado a nuestros seguidores y gracias al apoyo de BANKIA además vamos a poder llevarlo a otras ciudades.

 ¿Cuándo te uniste al proyecto?

En julio de 2013. Buscaba alguna fundación u ONG donde poder colaborar, tenía muchísimas ganas de poder hacer algo que sirviera para ayudar a los demás. Después de visitar unas cuantas, hablé con María Franco, directora de la fundación, y me gusto tanto lo que hacía que aquí me quedé.

¿Qué satisfacciones te ha dado y cual ha sido el escollo más grande con el que os habéis encontrado durante vuestra trayectoria?

Satisfacciones muchas. Sobre todo el resultado después de cada proyecto o actividad de voluntariado.

Yo, concretamente, estoy más involucrada en todo el tema del voluntariado, por lo que es donde más satisfacciones tengo. Me encanta leer lo que escriben los voluntarios al inscribirse, es una gozada  las ganas que tiene la gente de ayudar.

Es totalmente gratificante ver las caras de la gente después de una actividad de voluntariado,  la sonrisa de las personas a las que se ha ido a ayudar (ancianos, niños desfavorecidos, gente de la calle…) ya que disfrutan, se divierten, se sienten queridos, pero sobre todo, desprenden algo especial y dan más amor que nadie… ésto hace que los voluntarios vuelvan a casa con una sensación de alegría, satisfacción de haber ayudado,  pero sobre todo se llevan ese cariño de la gente que queremos ayudar, pero que sin darnos cuenta, nos ayudan a nosotros. Hacen que dentro de nosotros sintamos como un cambio de “chip” y nos demos cuenta de lo que es realmente importante en la vida.

También es impresionante ver el efecto de los congresos en los jóvenes y mayores que asisten. Cada vez tardan menos en cubrirse las plazas, impresiona que en dos días se llenen 2000!

Se viven tantas emociones escuchando los testimonios de los ponentes, que muchos salen transformados, motivados para afrontar su futuro, para luchar ante cualquier obstáculo. Es maravilloso ver el efecto y darse cuenta que es posible salir de cualquier dificultad que se nos ponga por delante.

En los tiempos que corren, las asociaciones sociales y humanitarias cumplen un papel primordial. A esto se une que vivimos una época de escasez con respecto a donativos, patrocinios, ayudas… ¿Cómo vivís esta realidad en la fundación?

Nos dejamos en manos de los que quieran ayudar. Hay que confiar y dejar libertad para que, quien pueda y quiera nos ayude, y cuando esto pasa solo dar millones de gracias, porque es una ayuda fundamental para que todos los proyectos salgan adelante y puedan hacer mucho bien en los tiempos que corren…

¿Cuál dirías que ha sido vuestro mayor logro hasta ahora?

La verdad, es que ninguno en concreto, yo diría que la suma de TODO. Llegar a tanta gente como estamos llegando, sin duda es un gran logro ya que nuestro objetivo es poder difundir valores sin límites ni barreras, a cuantas más personas lleguemos, mejor.

¿Alguna anécdota que te haya hecho sonreír o llorar de emoción?

Creo que cada día hay algo… el ambiente es buenísimo, no paramos de reír entre nosotras, con los ponentes, con ideas divertidas que van surgiendo…

Y llorar de emoción, muchas veces, con casi todas las ponencias. Oímos unos testimonios que hacen que estemos todo el día con la “piel de gallina” y con “la lagrimilla” a punto de salir.

 ¿Qué aptitudes debe tener para ti un voluntario?

Sobre todo entrega. Tiene que entregarse sin reservas a lo que se necesite. Debe ser consciente de que se tiene que adaptar a lo que venga y tener muchas ganas de ayudar.

También es importante que sea agradable con las personas, tenga sensibilidad y tacto para tratar a los necesitados, se agrace al voluntario alegre y divertido, servicial…

 ¿Crees que hay conciencia social de calidad en España?

Creo que poco a poco la gente está siendo más consciente de la necesidad de ayuda que tiene la gente y, a veces sorprende, pero hay más gente que está dispuesta a hacerlo de lo que pensamos, cosa que nos alegra enormemente.

Anuncios
Categorías: Micropolix | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Lo que de verdad importa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: