Seguridad para niños en el hogar, recomendaciones

Con la llegada de un bebé llega la alegría a la casa y  también las preocupaciones.

Con la llegada de un bebé llega la alegría a la casa y también las preocupaciones.

 

Tener niños pequeños en casa es una constante alegría, sin embargo, este hecho nos obliga a estar alerta ante los posibles riesgos del día a día. Por eso, ante la llegada de un bebé y en la medida en que éste comienza a desenvolverse de manera autónoma, debemos tomar una serie de precauciones para evitar que pueda sufrir algún incidente.

 

Precauciones con recién nacidos:

  • Debemos cambiarle del capazo a la cuna en cuanto notemos que el bebé ya comienza a incorporarse solo, o cuando hace intentos de ponerse en pie. De este modo, evitaremos que se caiga.
  • Otra recomendación es que comprobemos que la cuna donde duerme no tiene una distancia entre barrotes superior a los 6 centímetros, ya que si no se les podría quedar enganchada alguna parte del cuerpo.

  • Es muy importante que no duerman con el cordón del chupete y, en general, que éste tenga una longitud que no permita que se le enrede en el cuello.
  • Es habitual que, cuando tenemos a nuestro bebé sobre el cambiador, nos percatemos de que nos falta alguna cosa para realizar el cambio de pañal. Jamás debemos dejarle solo en una superficie elevada, pues podría caerse fácilmente. El momento en el que comienzan a rodar, reptar o gatear es especialmente crítico.
  • Nunca debes dejar a un niño solo en casa. Si tu vivienda es muy grande o dispones de jardín, es recomendable disponer de un interfono vigilabebés, sobre todo durante los primeros meses de vida. Evita que los bebés se queden solos con perros, por mucha confianza que le tengas a tu mascota, pues su reacción es impredecible.

 

Tu bebé ya camina y explora el entorno:

  • Cuando empiece a gatear y a caminar, retira de las estancias muebles y objetos que supongan un peligro potencial: espejos bajos, mesas de cristal, muebles angulosos, objetos que pueda alcanzar y romper o hacerse daño con ellos…
  • Busca una alfombra y colócala en la que será su zona de juegos, amortiguará el golpe las veces que se tropiece. y coloca seguros en los armarios, cajones y puertas para que no puedan abrirlos y evitar que se pillen los dedos.
  • En el caso de tener un balcón, debemos comprobar que la altura de la barandilla o la separación entre barrotes es la óptima para evitar que se caigan. Si en tu vivienda tienes varias plantas, recuerda instalar vallas al comienzo y al final de las escaleras para evitar caídas.
  • En cuanto los niños aprenden a caminar, su afán de explorar los lleva a investigar toda la casa y es muy normal que nos sigan hasta la cocina. En esta parte de nuestro hogar debemos evitar que accedan a los productos de limpieza, por lo que tendremos que colocarlos en muebles elevados, o bien asegurar con un cierre especial las puertas de armarios que contienen químicos o basura.
  • Sobre la parte de los fogones, en caso de que los niños nos estén rondando mientras cocinamos (cosa que debemos evitar), utilizaremos siempre los fuegos traseros y con los mangos y asas hacia adentro, para evitar dar un golpe y que se derrame su contenido.
  • Cuando llegue el momento de pasarles de la cuna a una cama, debemos colocar una barrera de seguridad hasta que se acostumbren, para evitar que se caigan mientras duermen.

 

Juguetes adecuados, juego seguro:

  • Debemos recordar que no se les debe dejar jugar con aquellos juguetes que no estén recomendados para su edad, pues podrían contener piezas pequeñas o elementos en su composición que puedan ser perjudiciales, como forros plásticos que puedan desprenderse.
  • Compremos siempre los juguetes de marcas conocidas y en establecimientos que nos den confianza, ya que todos los años se retiran de los bazares un gran número de juguetes que no cumplen con la normativa.
  • Busquemos un contenedor donde guardar sus juguetes que no tenga tapa, para evitar que puedan pillarse los dedos o les golpee en la cabeza si de repente se cerrase. Evita que se rodee de juguetes demasiado duros y angulosos mientras juega, mantenlos un poco apartados o estate pendiente.
  • Las pilas de botón, tan comunes en los primeros juguetes interactivos, deben estar protegidas con tapaderas sujetas por tornillos y nunca debemos dejar este tipo de baterías a su alcance.

 

Si te han resultado útiles estos consejos, te servirá de recordatorio la infografía “Consejos para proteger a tus hijos en tu hogar” que ha elaborado Prosegur.

 

 

Anuncios
Categorías: Recomendaciones | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: