Dificiles

Pizarra magnética

DSC_0267

Tenía una tabla de madera de grandes dimensiones muerta de aburrimiento en la terraza… hasta que le encontré una utilidad muy divertida: se convertiría en una gran pizarra magnética para que los peques dieran rienda suelta a su imaginación.

DSC_1793

Necesitamos:

– Una tabla

– Pintura de imprimación

– Pintura magnética

– Pintura de pizarra

– Un gran espacio donde trabajar

DSC_1835

Es muy importante leerse las instrucciones de los botes de pintura. Dependiendo de la marca necesitaremos más o menos capas y el tiempo de secado será distinto.

DSC_1860

Lo primero que debemos hacer es dar una capa de imprimación para que la pintura se quede fija. Esperamos a que se seque y damos la primera capa de pintura magnética. Cuantas más capas demos más atracción de los imanes. En este caso dimos seis capas. Entonces viene el turno de la capa de pizarra. No vimos necesario dar más de una porque ya llevaba siete capas de pintura debajo.

DSC_0253

Cuando se secó llegó el turno del taladro. Fijamos la pizarra a la pared con tornillos gruesos y pintamos los tornillos con pintura de pizarra para disimularlos.

DSC_0264

Llenamos la pizarra de imanes, sacamos las tizas de colores, llamamos a los peques y ¡empezó la diversión!

DSC_0276

DSC_0279

Anuncios
Categorías: Dificiles | Etiquetas: , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.